islamkingdomfaceBook islamkingdomtwitter islamkingdominstagram islamkingdomyoutube islamkingdomnew


¡Hijos míos! Vuelvan [a Egipto], averigüen sobre José y su hermano, y no desesperen de la bondad de Dios, pues no desesperan de la bondad de Dios sino los incrédulos".

[En Egipto] se presentaron ante José y le dijeron: "¡Oh, gobernador! Hemos sido alcanzados por la sequía, nosotros y nuestras familias, por eso trajimos mercadería de escaso valor, pero danos una justa medida y sé caritativo con nosotros; Dios recompensa a los generosos".

Entonces les dijo [José]: "¿Acaso recuerdan lo que hicieron con José y su hermano, llevados por la ignorancia?"

Dijeron [sorprendidos]: "¿Eres tú José?" Respondió: "Yo soy José y éste es mi hermano [Benjamín]. Dios nos ha agraciado [con el reencuentro]. Quienes tengan temor de Dios y sean pacientes [ante las adversidades], sepan que Dios no dejará de recompensar a los que hacen el bien".

Dijeron: "¡Por Dios! Te ha enaltecido Dios muy por encima de nosotros. Nosotros estábamos en el error".

Dijo [José]: "Hoy no les reprocharé nada de lo que hayan hecho en el pasado. Que Dios los perdone, Él es el más Misericordioso de los misericordiosos.

Vayan con mi camisa y pónganla sobre el rostro de mi padre, que así recuperará la vista; y traigan a toda la familia".

Cuando la caravana partía, dijo su padre [Jacob a quienes estaban junto a él]: "Aunque piensen que desvarío, en este momento noto la presencia de José en el aire".

Dijeron [los otros hijos]: "¡Por Dios! Sigues en tu antiguo error".