islamkingdomfaceBook islamkingdomtwitter islamkingdominstagram islamkingdomyoutube islamkingdomnew


Cuando se convirtió en adulto y tuvo madurez, le concedí conocimiento y sabiduría. Así es como retribuyo a quienes hacen el bien.

[Moisés] ingresó cierta vez a la ciudad sin que sus habitantes se percataran y encontró a dos hombres que peleaban, uno era de los suyos y el otro era de sus enemigos. El que era de los suyos le pidió ayuda contra el que era de sus enemigos. Entonces Moisés lo golpeó con su puño y [sin intención de hacerlo] le causó la muerte. Exclamó [Moisés]: "Esto es obra del demonio, que es un enemigo evidente que pretende desviar a la gente".

Dijo: "¡Señor mío! He sido injusto conmigo mismo; perdóname". Y [Dios] lo perdonó, porque Él es Absolvedor, Misericordioso.

Dijo: "¡Señor mío! Por la gracia que me has concedido, que no sea yo auxiliador de un malhechor criminal".

A la mañana siguiente amaneció temeroso y cauteloso, y quien le había pedido ayuda el día anterior nuevamente le pedía auxilio a gritos. Entonces Moisés le dijo: "No cabe duda que eres un perdido [busca pleitos]".

Cuando [Moisés] quiso agredir al enemigo de ambos, éste le dijo: "¡Oh, Moisés! ¿Acaso pretendes matarme como lo hiciste con otro ayer? Solo quieres imponer tu tiranía en la tierra, en lugar de ser de aquellos que establecen el orden".

Entonces, un hombre que vivía en las afueras de la ciudad se dirigió presuroso [hacia donde Moisés] y le dijo: "¡Oh, Moisés! La nobleza se confabuló para matarte. ¡Huye! Yo solo te aconsejo".

Presuroso, Moisés se alejó de la ciudad con temor y cautela, diciendo: "¡Señor mío! Protégeme de los opresores".