El veredicto legal acerca del ghusl y la circuncisión para quien abraza el Islam


188

Pregunta 1: Un cristiano y su mujer querían abrazar el Islam. El autor de la presente consulta les mandó que se lavaran, pronunciaran la profesión de la fe voluntariamente, sometidos y satisfechos; e hicieran la circuncisión. Y pregunta: ¿Es esto correcto? Y ruega que la respuesta será apoyada en los dichos de los Salaf Salih (piadosos predecesores) y por el método utilizado para que el incrédulo abrace el Islam en la época del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-. ( Número del tomo 3; Página 382)


Respuesta 1: El método seguido por el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- para llamar a los incredúlos al Islam consiste en mandarles realizar la profesión de fe: La illaha illa Allah Muhammad rasulu Allah (no hay más dios que Allah y Muhammad es Su Mensajero), si ellos le responden, les llama al resto de las legislaciones del Islam, según los grados de su importancia y los casos. Uno de los Hadices que tratan este tema es el transmitido por Al-Bujari y Muslim de Ibn ‘Abbas -que Allah esté complacido con ambos-: cuando el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- manda a Mu‘adh a Yemen, le dijo: estás tratando con Gente de Libro, entonces, lo primero que tiene que hacer es invitarles a pronunciar la profesión de fe en otra versión del mismo hadith: a que atestigüen que no hay más dios que Allah. Si obedecen y creen en eso, enséñales que Allah les ha impuesto cinco oraciones durante el día y la noche. Si obedecen y lo aceptan, enséñales que Allah les ha impuesto el azaque que se recoge de los ricos de entre ellos y se entrega a los pobres. Si te obedecen y lo aceptan, pues, que no se toquen sus bienes, y ten cuidado con las súplicas de los oprimidos, porque entre ellas y Allah no hay velo. Hay otro hadith transmitido por Al-Bujari y Muslim de Sahl ibn Sa‘d Al-Sa‘idi: el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo a ‘Ali -que Allah esté complacido con él- cuando le dio la bandera en la batalla de Jaybar: parte despacio hasta que llegues al campo de batalla, después llámalos al Islam e infórmales de las obligaciones que Allah -Exaltado sea- les prescribió en su religión. Pues juro por Allah, que si Él guiara por ti a un solo hombre, sería mejor para ti que los camellos rojizos. En otra versión: Llámales, pues, a que atestigüen que no hay más dios que Allah y que Muhammad es el Mensajero de Allah. ( Número del tomo 3; Página 383) Los Salaf difieren entre sí al respecto de realizar el ghusl (purificación ritual mayor) para quien era incrédulo y quiere abrazar el Islam, de modo que Malik, Ahmad y Abu Thawr -que Allah tenga misericordia con ellos- opinan que es obligatorio hacerlo, de conformidad con lo transmitido por Abu Dawud y Al-Nasa’i de Qays ibn ‘Asim -que Allah esté complacido con él- dijo: Vine al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- para abrazar el Islam y me ordenó que me lavara con agua y azufaifa y la orden exige la obligación.Mientras que Al-Shafi‘i y algunos Hanbalíes piensan que es preferible que se lave, salvo a quien está en un estado de impureza ritual mayor que, en este caso, debería hacer ghusl. Abu Hanifa dijo: no tiene que realizar ghusl, ya que lo legítimo es lavarse por lo que se ha mencionado en este Hadîz y en su significado.En cuanto a la circuncisión, es un hecho obligatorio para los hombres; y un honor para las mujeres. Pero sería mejor retrasar por algún tiempo la invitación a quien desea abrazar el Islam a hacer la circuncisión a fin de esperar hasta que el Islam esté bien establecido en su corazón, evitando el rechazo al Islam que pueda suceder al apresurarse en pedirle que realice la circuncisión.Partiendo de todo ello, es correcto lo que usted ha mandado hacer al hombre y a su mujer al abrazar el Islam.¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!




Relacionado:




El Mensaje del Islam