Acusar a Ibn Taymiyah de antropomorfita


94

Respuesta: La regla general es que los muertos son incapces de escuchar las llamadas y las súplicas que hacen los vivos, de acuerdo con la aleya en la que Allah -Exaltado sea- dice: pero tú no puedes hacer que los que están en las tumbas oigan No hay textos en el Corán ni en la Sunna auténtica que demuestren que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- pueda escuchar todas las súplicas y llamadas de los vivos, para que esto sea una característica especial de él. Lo que está comprobado del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- es que le alcanzan solamente las plegarias de quien le pide la paz y las bendiciones de Allah, incluso si esta persona está cerca o lejos de su tumba. Ha sido recopilado por ‘Ali ibn Al-Husayn ibn ‘Ali ( Número del tomo 3; Página 230) -que Allah esté complacido con ellos- vio a un hombre suplicando desde una abertura que estaba en la tumba del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, y le prohibió al hombre hacerlo. Y dijo: "Os narraré un Hadîz que he escuchado de mi padre, con la autoridad de mi abuelo, que el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: No hagáis de mi tumba un objeto de veneración y festejo, ni convirtáis vuestros hogares en tumbas, y pedid bendición para mí, porque recibiré vuestras bendiciones, estéis donde estéis En cuanto al Hadîz de: Quien pide bendiciones para mí ante mi tumba, le escucharé; y quien pide bendiciones para mí desde lejos, las recibiré Es un Hadîz débil según la clasificación de los ulemas. Ibn Taymiya dijo: Este Hadîz es falsamente atribuido a través de Al-A‘mash con el consenso de los ulemas. En cuanto a lo que fue transmitido por Abu Dawud, mediante un Isnad (cadena de narradores) aceptable, en la autoridad de Abu Hurayra -Que Allah esté complacido con él- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Cualquiera que me salude, Allah me devuelve el alma hasta que le devuelvo el saludo. Este Hadîz no declara que el Profeta puede escuchar -después de su muerte- los saludos de los musulmanes. A lo mejor pueda responder cuando los ángeles le comunican el saludo. Y si suponemos que puede escuchar los saludos que les hacen los musulmanes, éstos no incluyen las súplicas ni las llamadas.




Relacionado:




La Mentira de que Jess muri por nosotros Reportaje Religiones celestiales