El mínimo conocimiento requerido de la religión


501

Respuesta: Primero: el musulmán tiene la obligación de transmitir el conocimiento que tiene, sea poco o mucho, a quien no lo sabe, sin limitarse a un tiempo o a un cierto nivel de conocimiento más que a la necesidad de explicar y transmitir lo que sabe. En caso de no existir quien comunique y explique el Mensaje, le será obligatorio realizar dicho papel; siguiendo el ejemplo del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, y poniendo en práctica lo transmitido por Ahmad, Al-Bujari y Al-Tirmidhi, de ‘Abdullah Ibn ‘Amru, que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Transmitid de mí aunque sea una aleya #, y lo transmitido por ( Número del tomo 12; Página 61)  Ahmad, Al-Tirmidhi e Ibn Hibban, de Ibn Mas‘ud -que Allah esté complacido con él- que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Qua Allah dote de una cara resplandeciente al que escucha y comprende algo de mis palabras, luego lo transmite tal como lo oyó. Puede que aquel al que se transmite una información, sea más consciente de ella que el que la oyó de mi boca El mismo Hadîz fue transmitido por otras cadenas de transmisión y con diferentes versiones. También, debe evitarse la amenaza de Allah dirigida a quien oculta el conocimiento religioso, en la aleya que dice: A los que oculten las evidencias y la guía que hemos hecho descender, después de haberlas hecho claras para los hombres en el Libro, Allah los maldecirá y los maldecirán todos los maldecidores(159)Salvo los que se vuelvan atrás, rectifiquen y lo pongan en claro; a ésos les devolveré Mi favor, pues Yo soy el que se vuelve sobre el siervo, el Compasivo Por otro lado, le está prohibido decir lo que no sabe o hablar de lo que no tiene conocimiento acerca de ello; porque Allah dice: Di: Lo que de verdad ha prohibido mi Señor son las indecencias, tanto las externas como las que se ocultan, la maldad, el abuso sin razón, que asociéis con Allah aquello sobre lo que no ha descendido ninguna evidencia y que digáis sobre Allah lo que no sabéis y dice: Y no persigas aquello de lo que no tienes conocimiento entre otros textos que tratan el mismo tema; incitando a la transmisión del conocimiento y advirtiendo de hablar acerca del Islam sin tener un previo conocimiento. ( Número del tomo 12; Página 62) Segundo: Las ciencias islámicas se dividen en diferentes tipos: la ciencia del Tawhid (monoteísmo) con sus diferentes tipos: Unicidad de Al-lah, Unicidad de la adoración a Allah y Unicidad de los Nombres y los Atributos (de Allah). La jurisprudencia islámica y sus tipos: la rama del culto, como; la oración, el ayuno, el azaque, al-hajj (peregrinación mayor), etc.; la rama de las relaciones sociales: la venta, la compra, el alquiler, etc.; la rama del estatuto personal: el matrimonio, el habiz (dotación), las herencias, etc.; la ley penal, los castigos corporales prescritos para el crimen, las etiquetas y la moral. En cada una de estas ciencias, se escribieron varios libros conocidos por los estudiantes de ciencias religiosas, y citaré algunos de ellos posteriormente.Tercero: la entrada para aprender estas ciencias, es estudiar el Corán, meditar en sus sentidos, estudiar detalladamente la Sunna del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, para poder distinguir entre lo auténtico y lo débil, comprender sus sentidos y deducir los veredictos, y estudiar los libros de jurisprudencia escritos por los ulemas virtuosos, quienes estudiaron el Corán y la Sunna y dedujeron los veredictos de los mismos. Entre dichos libros se encuentran los resumidos, los detallados, los fáciles y los difíciles; de modo que cada uno lee lo que conviene a su disposición intelectual, su nivel académico en dichas ciencias y qué necesita de ello en su vida. Por ejemplo, el principiante comienza por los libros resumidos y fáciles, como: por ejemplo: la exégesis de ‘Abd Al-Rahman Al-Sa‘di, la exégesis de Ibn Kathir, Subul al-salam de Al-San‘ani, Sharh bulugh al-maram li ahadith al-ahkam de Ibn Hagar Al-‘Asqalani, el libro de ‘Umdat al-fiqh y Al-kafi de Ibn Qudamah, ambos son de jurisprudencia islámica, Al-adab al-shar‘iyyah de Ibn Muflih, Al-‘aqidah al-wasitiyya de Ibn Taymiyah y Al-tawhid y Kashf al-shubuhat de al-shayj ( Número del tomo 12; Página 63) Muhammad ibn ‘Abd Al-Wahhab. Y en cuanto a quien enseña o aprende; tiene la opción de elegir lo que le es beneficioso de entre los mismos, tras consultar a quien es de confianza para él de entre los ulemas. De eso, citamos: la exégesis de Ibn Garir Al-Tabari, Fath al-bari ‘ala Sahih Al-Bujari de Ibn Hagar, Sharh Sahih Muslim de Al-Nawawi, Al-umm de Al-Shafi‘i, Al-mughni de Ibn Qudamah, Bidayat al-mugtahid de Averroes, entre otros libros. Sin embargo, es imprescindible tener un profesor para todo quien quiera aprender cualquier arte científica, teórica o práctica. Éste es un fenómeno universal y natural en todos los seres humanos, sean musulmanes o incrédulos, pero colaboran entre sí por su necesidad a eso; debido a la diferencia entre sus disposiciones, sus niveles académicos y los medios que ayudan a comprender los veredictos. Sin embargo, lo que resulta fácil para el estudiante, lo aprende directamente de sus fuentes originales, mientras que para lo que le resulta confuso, puede pedir la ayuda de sus colegas para explicárselo o pregunta a quien es de confianza para él de entre los ulemas.Cuarto: el predicador comienza a guiar a la gente a la verdad, enseñándoles el Tawhid, los fundamentos de la adoración, las relaciones sociales necesarias, etc. Todo esto debe ocurrir por medio de la sabiduría, la buena exhortación y la discusión tranquila, bajo la intención de llegar a la verdad; porque Allah dice: Llama al camino de tu Señor por medio de la Sabiduría, la buena exhortación y convenciéndolos de la mejor manera, verdaderamente tu Señor conoce a quien se extravía de Su camino y conoce a los guiados ( Número del tomo 12; Página 64) ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!




Relacionado: