El veredicto legal sobre quien muere sin haber realizado la oración durante su vida


66

Pregunta: Los ulemas de la República de Zaire, discrepan sobre el veredicto legal acerca de quien dejó de rezar a lo largo de su vida, y murió así; ( Número del tomo 8; Página 411) aunque crea en los dos testimonios.Algunos de ellos, incluyendo yo, dijeron: se debe lavar su cadáver, amortajarlo y enterrarlo sin realizar la oración fúnebre por él. Porque ha dejado el pilar más importante del Islam después de los dos testimonios, que es la oración.Otros dijeron: Quien atestigua que no hay otro dios fuera de Allah y que Muhammad es Su Mensajero, nunca se le llamará incrédulo, aunque muera en ese caso, o en el caso de ser culpable por cometer un pecado grave. Se basan en la aleya: Es cierto que Allah no perdona que se Le asocie con nada, pero, fuera de eso, perdona a quien quiere Y el Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Quien muere de mi comunidad sin haber asociado nada con Allah, entrará en el Paraíso. Preguntaron: ¿Aunque haya cometido adulterio y ha robado? "Dijo: Sí, aunque haya cometido adulterio y haya robado" Esperamos que ustedes nos expliquen la opinión correcta.


Respuesta: Los textos del Corán y de la Sunna demuestran que quien deja de rezar la oración, por ser perezoso o negligente, es incrédulo; aunque crea en los dos testimonios y pronunciarlos; así mismo, cree en la obligación de la oración. Esto es la opinión más acertada de los ulemas. Por consiguiente, es evidente que no se le debe tratar como a los musulmanes respecto a lavarlo, amortajarlo y rezar por él. Se debe enterrarlo como los cadáveres que puedan perjudicar a la gente; porque está comprobado que el Profeta ordenó a ‘Ali -que Allah esté complacido con él- cuando su padre, Abu Talib, murió incrédulo, enterrarlo así, sin lavarlo ni amortajarlo. Así, nadie rezó por él, le dijo: Ve a enterrarlo cuando ‘Ali -que Allah esté complacido con él- le dijo: que tu anciano tío extraviado ha fallecido Recopilado por el Imam ( Número del tomo 8; Página 412)  Ahmad y otros. ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!




Relacionado:




Maher Al Maikli