Lo que es permisible hacer a los hijos del enfermo


223

( Número del tomo 9; Página 122)  Pregunta: Nuestro padre es anciano y ha estado sufriendo de trombosis cerebral durante un año y medio. Está en cama y sólo nos mira sin hablar ni moverse. No sabemos si nos reconoce o no, y ha permanecido en el hospital a lo largo de todo este período con un enfermero que se lo trajimos. Estamos con él constantemente, cuidándolo y moviéndole de un lado a otro en cama cada dos horas. Aparentemente, él tiene un brillo que indica su felicidad -Alabado sea Allah-. Nuestro padre -Que Allah le cure- ha sido recto y devoto durante toda su vida. Él solía recitar el Corán y nunca cometió actos reprobables y todos saben eso. Él nos enseñó las instrucciones el Islam -Alabado sea Allah- hasta que llegó a ser más valioso para nosotros que nuestras almas, nuestros hijos y todo en este mundo. Hemos hecho todo lo posible para tratarlo, pero fue en vano -no hay ni fuerza ni poder excepto en Allah-. La pregunta es: 1 - ¿Cuáles son las aleyas y los hadices con respecto a las pruebas que afligen a un creyente que fue débil y recto a lo largo de toda su vida dedicándose a realizar adoraciones a Allah durante su enfermedad? 2 - ¿Qué debemos hacer para dedicarle oraciones, súplicas y recitación del Corán durante su vida?, y, ¿qué podemos hacer a favor de él y nuestra madre, que murió hace treinta años? Espero que nos dé una respuesta convincente y provechosa. ¡Que Allah les dé la mejor recompensa! 3 - Solicitamos un enfermero musulmán, pero nos llegó uno no-musulmán. Tratamos de mandarlo de vuelta, pero parece amable y cuida a nuestro padre como es debido. Por lo tanto, lo mantuvimos con él y tratamos de convencerlo para abrazar el Islam. ¿Es permisible mantenerlo con nuestro padre? ¿Qué nos aconseja acerca de este asunto? 4 ( Número del tomo 9; Página 123)  - En el pasado mes de Ramadán, preguntamos a muchos shayjs sobre lo que podemos hacer por nuestro padre, pero no nos dieron una fatwa detallada y convincente. Así que alimentamos a un necesitado, por cada día en que él no realizó ayuno, una cantidad de un kilogramo de arroz y algunos dátiles secos. ¿Qué teníamos que hacer?, teniendo en cuenta que nuestro padre no realiza actos de adoración, debido a su condición y por su incapacidad de reconocer las cosas. Él solamente se queda mirándonos. Sin embargo, tememos que tal vez esté consciente de nosotros y de su estado y está descontento con ello. Y Allah sabe más. Los médicos dicen que está inconsciente. Y dejamos su barba como siempre fue sin cortar nada, ¿hay que cortarla, o la dejamos tal como está? 5 - Cada vez que recordamos su condición mientras oramos, al dormir, en casa o en el trabajo o en otro lugar, nos culpamos a nosotros mismos, pensando qué debemos hacer, y qué es esta aflicción que ha afectado a nuestro padre y a nosotros. Nos preguntamos si nuestro padre fue afligido debido a la multitud de los pecados que cometimos, o debido a sus propios pecados. Sin embargo, al igual que los demás, sabemos que él ha sido una persona recta durante toda su vida. Esperamos que nos aclaren estas cuestiones, que Allah les recompense con el bien, y que la paz, la misericordia y las bendiciones de Allah sean con ustedes.


Respuesta: primero: Allah -Exaltado sea- pone a las personas a prueba en este mundo y los examina con el mal, el bien, la enfermedad y la buena salud, la angustia y el bienestar, para poner a prueba la paciencia y la gratitud de quien lo hace. Y después, recompensarles en el Día del Juicio Final, Allah - Exaltado sea- dice: Os pondremos a prueba con lo bueno y con lo malo y a Nosotros volveréis ( Número del tomo 9; Página 124)  Y dice: Y tened por cierto que os pondremos a prueba con temor, hambre, pérdida de riqueza, personas y frutos. Pero anuncia buenas nuevas a los pacientes , hasta el final de las dos aleyas. El musulmán tiene que tener paciencia y esperar la recompensa de Allah si ha sido afectado por lo que desagrada, y tiene que alabarle y ser agradecido si algo bueno le sucede, porque el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: ¡Es admirable el caso del creyente! Todo asunto encierra un bien para él, si le afecta una desgracia, tiene paciencia, y en esto hay un bien para él; si le toca una gracia, agradece a Allah, y en esto hay un bien para él. Esto ocurre sólo con el creyente. Segundo: en segundo lugar, lo que es permisible para usted es suplicar a Allah por la recuperación de la salud de su padre, que lo perdone, que le conceda un buen fin y le recompense con lo mejor por la enfermedad que le tocó. Por otra parte, se le permite pagar limosna según le sea posible y mantener sus propios lazos de parentesco. Y lo mismo debería hacer por su madre fallecida. Además, se debe llevar a cabo su testamento legal, si lo tiene, y ser paciente en cuidarlo y esperar la recompensa de Allah -Exaltado sea-. Tercero: como su padre está inconsciente y no reconoce nada, ya no le es obligatorio realizar ningún acto físico de adoración; como el ayuno y la oración, ( Número del tomo 9; Página 125)  puesto que la obligación a los preceptos religiosos depende de gozar de un equilibrio mental. Así que, si está inconsciente, ya no es legalmente responsable de cumplir con dichos preceptos. Esperamos que Allah -Exaltado sea- haga a su padre recuperar su salud y les conceda a ustedes la paciencia para cuidarlo y esperar su recompensa, ¡que Allah le dé una recompensa inmensa! ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!




Relacionado:




La visita a Medina, su excelencia e importancia en el Islam