Los malos susurros


150

Pregunta: Hace unos años, siempre me apresuraba a realizar cualquier acto de obediencia a Allah, alejándome de todo lo prohibido. Luego, me ocurrió lo que sufro ahora, por ejemplo, después de que realizaba todas las oraciones en la mezquita, ahora siento que este acto es muy pesado, debido a los susurros (de Satanás) que me obsesionan, aparte de otras cosas que tengo vergüenza de mencionarlas. Siento como si tuviera dos corazones; uno está lleno de bondad (Ojalá no sea una disimulación) y el segundo, está lleno de mal (Ojalá no sea mi verdadera esencia), por lo que temo ser un hipócrita. Sufro severamente de estos susurros, que me impiden hacer cualquier cosa, sea mayor o menor. Un ejemplo es cuando hablo con mi amigo, pienso en lo que él tiene en su mente, no en lo que tengo yo en la mía. No sé si este asunto es una prueba o un castigo de Allah. También puede ser debido a mi enfermedad, ya que sufro enfermedad crónica de corazón. ( Número del tomo 2; Página 21) He intentado recurrir a Allah por medio de la súplica y pedir el perdón para eliminar este sufrimiento. Sé que mi carta incluye errores y cosas que los musulmanes no deben descubrir. Por lo tanto, le pido perdón y que suplique para mí, tal vez con ello Allah me cure.


Respuesta: Le aconsejamos acudir a Allah y buscar refugio en Él, esforzándose en hacer las obligaciones, sobre todo, la oración y el ayuno. También, usted debe hacer actos supererogatorias en la medida de su posibilidad. Por otra parte, debe recitar el Corán con más frecuencia, reflexionar y actuar según sus aleyas. Recuerde constantemente a Allah y suplíquelo, sobre todo en los tiempos sugeridos de respuesta y en la última parte de la noche. Que Allah le guíe al camino correcto, le perdone, tanto a usted como a nosotros, y reemplace sus malos sentimientos con los buenos, pues Allah está siempre cerca y atiende las súplicas.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!





Relacionado: