¿Qué puede hacer una musulmana en Japón para guardar su religión?


1915

Pregunta: Gracias a Allah, algunas mujeres japonesas se convierten al Islam. Pero, al momento que lo hacen, comienzan los problemas con la sociedad japonesa atea que prefiere seguir en la incredulidad o incluso convertirse al cristianismo distorsionado que al Islam. Eso se debe a que no existen obligaciones en el cristianismo distorsionado, por lo que una persona puede tomar bebidas alcohólicas, comer carne de cerdo, tener íntimas relaciones fuera del matrimonio, y al mismo tiempo ser un cristiano que cree en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. -Ciertamente que no hay fuerza ni poder excepto en Allah, El Único, El Uno, El Señor Absoluto, El Que no ha engendrado ni ha sido engendrado, y no hay nadie que se Le parezca.- Por otra parte, un nuevo musulmán tiene que ser distinto de los no-musulmanes y se mantiene lejos de su sociedad y de sus reuniones cuando se contradicen con su credo, de modo que empieza a sufrir el abandono de la sociedad que le trata de manera injusta, ( Número del tomo 2; Página 52)  incluso puede privar a los nuevos conversos del trabajo. No pueden aceptar que un japonés como ellos se convierta al Islam, algo que se considera como un delito horrible, y además abandona sus fiestas, las bebidas alcohólicas, la carne de cerdo, y realiza oraciones para Allah en El que no tienen fe.Los problemas que enfrentan las mujeres son aún peores, ya que son más débiles y por lo general dependen del trabajo para mantenerse a sí mismas o en sus familias no musulmanas que las apoyen. Entre los diversos problemas que una mujer convertida al Islam puede enfrentar es realizar las obligaciones religiosas, como por ejemplo llevar al-higab (velo). Muchas veces, una mujer no puede llevar al-higab, ni realizar las oraciones a su tiempo en el trabajo, y compensa las oraciones perdidas en conjunto después de terminarlo por temor de perder su trabajo que es su única fuente de ganarse la vida, ya que vive separada de su familia no-musulmana. Otro problema que enfrenta una mujer convertida al islam es que no puede ayunar el mes de Ramadán, ya que oculta su conversión al Islam de su familia, especialmente de su madre cristiana fanática. Esta madre prefiere que su hija se convierta en una atea a convertirse al Islam. Esta muchacha solo tiene 18 años de edad, estudia en la universidad y su familia todavía la apoya y se encarga de sus gastos. ( Número del tomo 2; Página 53)  Por otra parte, vive, come, y bebe con ellos en la misma casa. Esto podría llevarla a cometer muchas prohibiciones. Por ejemplo, no puede ayunar el mes de Ramadán, ya que esto será extraño para su familia. Si saben que se ha convertido, podrían perjudicarla e impedirla de continuar sus estudios, que será su única forma de ganarse la vida en el futuro. Un tercer problema que enfrenta un japónes recién convertido al Islam, con favor y misericordia de Allah, es que su esposa y sus hijos siguen en la incredulidad, y él no sabe qué es lo que puede hacer con ellos. Nos gustaría dirigir las siguientes preguntas a usted:1- ¿Qué puede hacer esta muchacha musulmana en tales circunstancias mencionadas en Japón?2 - ¿Qué debería hacer este hombre musulmán con su esposa no-musulmana? ¿Está lícito continuar su vida matrimonial con ella? y ¿Qué debería hacer con sus hijos?3 - ¿Es válida la oración que una musulmana hace fuera de su casa, y en los lugares públicos mientras está sentada con el fin de no mostrar su ´Awrah (partes del cuerpo que deben ser cubiertas)? ¡Que Allah les recompense con el bien por nosotros y por todos los musulmanes!


( Número del tomo 2; Página 54)  Respuesta: Primero: Cualquier persona que oculta su conversión al Islam por temores de ser perjudicada, tiene que mostrar indirectamente el fondo del Islam a estas personas que teme, mientras oculta sus actos religiosos. Debe invocar a Allah -Exaltado sea- para que los guíe, quizás Allah les guíe a convertirse al Islam. Si no son guiados y se espera que hagan daño al musulmán, o si el país, en que éste último vive, no permite la práctica de los ritos islámicos, entonces él debe emigrar a tierras musulmanas, si es posible. Allah -Altísimo sea- dice Quien emigre en el camino de Allah encontrará en la tierra muchos lugares donde refugiarse y holgura Es decir: el que emigre, encontrará otro refugio lejos de este lugar aborrecido y una salida de la desviación a la guía, de la estrechez a la anchura, y de la pobreza a la riqueza.A menos de que se trate de personas débiles que no pueden migrar porque no tienen los medios disponibles para hacerlo, o por ser una mujer. Allah -Altísimo sea- dice: A los que se lleven los ángeles habiendo sido injustos consigo mismos les dirán: ¿En qué se os fue la vida? Responderán: Estábamos oprimidos en la tierra. Les dirán: ¿Acaso no era la tierra de Allah lo suficientemente extensa como para emigrar? Esos tendrán por morada Yahannam. ¡Qué mal fin!(97)A menos que se trate de hombres, mujeres y niños imposibilitados, que carezcan de recursos y no sepan cómo hacerlo(98)A éstos Allah los disculpa. Allah es Indulgente, Perdonador ( Número del tomo 2; Página 55) Estas aleyas significan que las personas débiles no son capaces de desarrollar planes, gastar, y encontrar su camino si emigran.Segundo: Una mujer débil debe estar en contacto con los centros islámicos en su país, ya que podrían ayudarla. De lo contrario, debe tener paciencia y esperar que Allah le de una salida. Ella debe invocar a Su Señor para facilitar sus asuntos, y será recompensada por estas circunstancias si Allah quiere. Por otra parte, ella debe de cumplir con las enseñanzas, veredictos y obligaciones del Islam lo más que pueda. Allah dice en el Corán: Así pues temed a Allah cuanto podáis Y el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dice en el hadith: Cuando os ordeno algo, cumplidlo en la medida que podáis. Es un Hadîz de común acuerdo sobre su autenticidad. ( Número del tomo 2; Página 56) Tercero: Cuando un hombre se convierte al Islam, pero su esposa permanece en la incredulidad, es permisible para él tenerla, si ella es de la Gente del Libro (cristiana o judía) ya que según la regla general es permisible para un musulmán casarse con una mujer casta de la Gente del Libro. Allah-Glorificado Sea- dice: Hoy se os hacen lícitas las cosas buenas. Y es lícito para vosotros el alimento de los que recibieron el Libro, así como el vuestro lo es para ellos. Y (son lícitas para vosotros) las mujeres libres y honestas que sean creyentes, así como las mujeres libres y honestas de los que recibieron el Libro antes que vosotros Sin embargo, no está permitido a que siga con ella si no es de la gente del Libro, porque Allah dice: No mantengáis los lazos conyugales con las no creyentes Por otro lado, si una mujer se convierte al Islam, mientras que su marido sigue siendo incrédulo, se hace ilícita para él y en este caso su matrimonio es nulo, porque Allah dice: ¡Vosotros que creéis! Cuando vengan a vosotros las creyentes después de haber emigrado, comprobad su situación; Allah conoce su creencia, de manera que si verificáis que son creyentes no las devolváis a los incrédulos. Ellas no son lícitas para ellos ni ellos lo son para ellas ( Número del tomo 2; Página 57) Si se ve obligada a quedarse con él, ella debe tener paciencia hasta que encuentre una salida y no tendrá entonces ninguna culpa, como hicieron las mujeres musulmanes con sus esposos en los primeros tiempos del Islam. Ejemplo de ellas es Zaynab, la hija del Mensajero de Allah- que Allah esté complacido con ella- que se quedó con su esposo Abu Al-'As ibn Al-Rabi‘ antes de que se convirtiera este último al Islam, ya que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- no pudo separarla de él. Cuando ella siguió al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- a Medina, su matrimonio fue anulado. Sin embargo, una vez que su marido se convirtió en un musulmán, el Profeta le permitió regresar a su esposa. Cuarto: En cuanto a los niños, ellos deben seguir la mejor religión de sus padres. Si uno de los padres abraza el Islam, todos los hijos menores de edad serán musulmanes, de la misma manera que los niños siguen la mejor religión de sus padres.Quinto: La mujer debe llevar al-higab y ocultar sus encantos antes de cualquier hombre no-mahram (parientes con los cuales se puede contraer matrimonio). Ella debe permanecer en su casa, y no debe abandonarlo, sino por necesidad y en tal caso se debe vestir debidamente. Si el tiempo de la oración llega mientras ella está fuera de su casa, tiene que realizar la oración en un lugar alejado de los hombres. La excusa mencionada en la pregunta no permite dejar de estar de pie mientras realiza la oración, porque estar de pie es un pilar de la oración para cualquier persona que es capaz de hacerlo.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!




Relacionado: