Suplicar a Allah por la virtud de los walíes [personas piadosas]


266

Respuesta 2: La definición de una"persona piadosa" (walí) es: Todo aquel que cree en Allah, Lo teme reverencialmente, cumple con lo que le ha ordenado y se abstiene de lo que le ha prohibido. A la cabeza de ellos están los Mensajeros y Profetas -la paz y las bendiciones de Allah sean con todos ellos-. Allah -Altísimo sea- dice: ¿No es cierto que los amigos de Allah no tendrán que temer ni se entristecerán?(62)Esos que creyeron y tuvieron temor de Él ( Número del tomo 1; Página 499) La súplica a Allah -Enaltecido sea- por la virtud de las personas piadosas (awliya') se divide en varios tipos:Primero: Que el hombre pida a un walí vivo que suplique a Allah -Enaltecido sea- por él, como por ejemplo, para que tenga más holgura en su sustento, por una sanación, por guía espiritual, por el éxito, etcétera. Ésto está permitido. Como prueba de ello es que algunos Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos- pidieron al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, al pasar mucho tiempo sin lluvia, que suplicase por ellos para que llueva; así fue como el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- rogó a su Señor y su súplica fue atendida y vino la lluvia. Otra prueba también es que los Compañeros del Profeta pidieron de Al ‘Abbas -que Allah esté complacido con todos ellos- en la época del califato de ‘Umar -que Allah esté complacido con él- que suplicara a Allah -Enaltecido sea- para que llueva, así que Al-‘Abbas suplicó a su Señor y los demás Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con todos ellos- dijeron: Amén. Entre otros casos similares que sucedieron en la época del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y después de él, referente a la solicitud del musulmán por su correligionario para que suplicara a su Señor para conseguir un beneficio o librarse de una aflicción.Segundo: Que el hombre suplique a Allah -Enaltecido sea- haciendo mención de su amor por el Profeta, por el hecho de que él sigue sus mandamientos, o por su amor hacia las personas piadosos, diciendo: “¡Oh Allah! Te pido por el amor que tengo hacia tu Mensajero, por seguir su guía, y por mi amor hacia tus piadosos allegados, que me otorgues tal o cual cosa..." Esto también está permitido, ya que se considera una súplica dirigida del siervo a su Señor por la virtud de sus buenas obras. Y como evidencia legal de esto, está lo que ha sido fielmente transmitido acerca de aquella súplica que hicieron los tres amigos que se refugiaron a la cueva (y se quedaron atrapados), implorando (a Allah que los salve) por la virtud de sus buenas obras. Tercero: Que el hombre suplique a Allah -Enaltecido sea- haciéndose valer de la eminencia de Sus Profetas o de alguna persona piadosa, diciendo: "¡Oh Allah! Te pido por la eminencia de tu Profeta..." o "te pido por la eminencia que goza Al-Husayn", ( Número del tomo 1; Página 500) por ejemplo. Esto no está permitido, y aunque la dignidad y eminencia que las personas piadosas tienen junto a Allah -Enaltecido sea- es enorme, sobre todo la de nuestro querido profeta Muhammad -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, no es considerado un motivo legítimo dentro la Shari‘ah para conseguir la aprobación de la súplica. Por eso es que los Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos- cuando mermaba la lluvia, no realizaron súplicas especiales a Allah mencionando la dignidad del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, sino que solicitaron de su tío paterno Al-‘Abbas -que Allah esté complacido con él- que suplicara para ellos, pese a que el rango y la dignidad del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- supera la de cualquier otro. Por otra parte, sus Compañeros -que Allah esté complacido con ellos- nunca suplicaron por la virtud del Profeta tras su muerte, teniendo en cuenta de que ellos pertenecían a la mejor generación y eran los que más amaban al Profeta y mejor conocían de su rango y derecho.Cuarto: Que el hombre pida a su Señor el cumplimiento de su necesidad jurando por la virtud de una persona piadosa, o por su derecho o el derecho de Su Profeta, diciendo: “¡Oh Allah! Te pido jurando por la virtud de tu siervo fulano" o "por el derecho que tiene Tu Profeta mengano”. Algo así no está permitido ya que, jurar por una criatura ante otra está prohibido, y ante Allah -Enaltecido sea- el Creador, es todavía más grave. Aparte de esto, ningún ser creado tiene derecho sobre el Creador simplemente por serle obediente, peor aun, hasta que se llegue a jurar con su nombre o su dignidad ante Él. Esto es lo que confirman las pruebas, y con ello también se protege a la Fe Islámica, evitando los caminos que terminan en el politeísmo.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!




Relacionado:




Entre las pruebas de la profecía