Acerca de buscar la ayuda de los genios para conocer el No-Visto, y el veredicto del hipnotismo


231

El Comité dio las siguientes respuestas:Primero: El conocimiento del No-Visto se atribuye sólo a Allah -Glorificado sea-. Nadie más que Él lo conoce, ya sean genios o cualquier otra criatura, a excepción de quienes Allah les revela algo, como a los ángeles y Mensajeros. Allah -Enaltecido sea- dice: Di: Ninguno de los que están en los cielos y en la tierra conoce el No-Visto, sólo Allah lo conoce Y dice -Enaltecido sea- acerca de su Profeta Salomón -la paz sea con él- y los genios sometidos a él: Y cuando decretamos que muriera, lo único que les hizo darse cuenta de su muerte fue que el bicho de la tierra carcomió su cetro; así, cuando cayó, se les hizo claro a los genios, que si hubieran conocido el No-Visto no habrían permanecido en el denigrante castigo En otra aleya dice: El Conocedor del No-Visto, a nadie le da acceso a Su No-Visto(26)A excepción de aquel mensajero que goza de Su beneplácito.Y es cierto que despliega vigilancia delante y detrás de él ( Número del tomo 1; Página 592) Es transmitido con autenticidad que Al-Nawwas Ibn Sam‘an -que Allah esté complacido con él- narró del Mensajero de Allah -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- que dijo: Cuando Allah Altísimo determina algún asunto lo transmite hablando mediante la Revelación, y cuando esto ocurre, los cielos se sacuden -o bien ha dicho "truenan fuertemente"- por temor a Allah -enaltecida sea Su Majestad-. Los ángeles cuando escuchan la Revelación caen fulminados postrándose a Allah. El primero en levantar la cabeza es el arcángel Gabriel, al que Allah le ordena entregar la revelación a quien desea. Luego el arcángel Gabriel pasa por los ángeles y, al pasar por cada cielo, le preguntan: ¿Gabriel, qué ha dicho nuestro Señor? Y responde: Ha dicho la verdad y Él es el Excelso, el Grande. Entonces, repiten todos lo que Gabriel dice, y él lo transmite a donde Allah le haya ordenado. En el libro de Sahih Al-Bujari. Abu Hurayrah -que Allah esté complacido con él- narró que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Cuando Allah determina algún asunto en el cielo, los ángeles baten sus alas en señal de sumisión ante Sus Palabras, a las cuales oyen como si fueran cadenas que caen sobre una roca, causándoles un miedo enorme. Y cuando el miedo se haya ido de sus corazones y se digan: ¿Qué dice vuestro Señor? Dirán: La verdad. Y Él es el Excelso, el Grande Entonces es cuando los demonios se agolpan, uno sobre el otro -los describió Sufyan ( Número del tomo 1; Página 593) (el narrador) inclinando su mano y apartando los dedos- para oír furtivamente lo que se dice y transmitirlo a quien esté debajo de él, hasta que lo pone uno de ellos en boca de algún hechicero o adivino. Puede ocurrir que el demonio sea alcanzado y fulminado por una estrella fugaz antes de comunicar lo que oyó, o puede ser que se lo comunique antes de ser fulminado. En este caso, el adivino que escuche la noticia le añadirá cien mentiras. De hecho la gente dice: ¿Acaso no nos informó (el adivino) que en el día tal ocurrirá tal o cual cosa, y resultó verdad? Y por esa palabra procedente del cielo le creen lo que dice. En consecuencia, no está permitido buscar ayuda de los genios, ni de cualquier otra criatura, para averiguar algo del No-Visto, ya sea por medio de súplicas, adulaciones o a través de la nigromancia, etc. Todo eso es una forma de idolatría, ya que son actos de adoración, y Allah ha ordenado a sus siervos que no dediquen la adoración a nadie sino a Él, y que digan: Sólo a Ti te adoramos, sólo en Ti buscamos ayuda Y por lo que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo a Ibn ‘Abbas en una Hadith fielmente transmitido: Si imploras algo, implora sólo a Allah, y si pides ayuda, pídela sólo a Allah... hasta el final del Hadith. ( Número del tomo 1; Página 594) Segundo: El hipnotismo es un tipo de sortilegio a través del cual el hipnotizador busca la ayuda de los genios y les hace dominar a la persona hipnotizada y hablar a través de ella. El genio da al hipnotizador cierto poder de acción sobre el hipnotizado si éste colabora con el hipnotizador; sin embargo eso es a cambio de lo que el hipnotizador le ofrezca al genio algo para alcanzar su beneplácito. En consecuencia, los genios hacen que la persona hipnotizada obedezca o entregue información requerida por él, contando que el genio sea veraz. Por lo tanto, es prohibido utilizar la hipnosis como medio para localizar un objeto robado o perdido, curar a un enfermo o hacer cualquier otra cosa a través de la persona hipnotizada. De hecho, es un politeísmo, por lo que hemos mencionado antes, y por ser una especie de recurrir a alguien fuera de Allah, usando medios que Allah no ha permitido a Sus criaturas.Tercero: Decir: "Por el derecho que tiene fulano", puede significar un juramento, y sería como decir "juro por el derecho de fulano"; pero puede ser también una forma de súplica a Allah mencionando la dignidad o la esencia de una persona piadosa). En cualquiera de ambos casos, decir eso no está permitido. En el primer caso, porque está prohibido jurar a un ser humano por alguien fuera de Allah, siendo peor jurar ante Allah por alguien fuera Él mismo. De hecho, el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo que jurar por otro que Allah es un politeísmo: Quien jure por otro que Allah habrá incurrido en un acto de politeísmo. Es un Hadith recopilado por Ahmad, Abu Dawud, Al-Tirmidhi y Al-Hakim, quien lo autentificó. ( Número del tomo 1; Página 595) Está prohibido en el segundo caso, porque los Compañeros del Profeta -que Allah esté complacido con ellos- no suplicaron por el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él-, valiéndose de su elevado rango, ya sea durante su vida o después de su muerte, aunque eran plenamente conscientes de su gran rango por encima del resto de la creación, y siendo quienes mejor conocían la Shari'ah (Legislación Islámica). Ellos enfrentaron muchas dificultades durante la vida del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- e incluso después de su muerte. Sin embargo, recurrieron únicamente a Allah, y nunca suplicaron a nadie más fuera de Él para que alivie sus penas y dificultades. Si suplicar por el Profeta, o por su virtud, hubiera sido permitido, él lo habría enseñado a sus Compañeros, porque no dejó nada que nos pudiera ayudar a estar más cerca a Allah, sin que nos lo enseñara. Y si hubiera enseñado algo a sus Compañeros, ellos lo hubieran realizado en seguida, ya que estaban muy interesados ​​en actuar de acuerdo con lo que se había hecho lícito para ellos, especialmente en los momentos de angustia. Como no hay prueba de que el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- lo haya permitido, o que sus Compañeros lo hayan practicado, está prohibido suplicar por él después de su muerte). Lo que sí se comprobó, es que sus Compañeros realizaron súplica pidiendo al Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- (en vida) que suplicara a Allah por ellos, para que antendiera sus peticiones. Eso fue durante la vida del Profeta, como lo que hizo por Istisqa' (oración por lluvia), y en otras ocasiones. Pero cuando el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- murió, ‘Umar -que Allah esté complacido con él- dijo cuando salió para realizar la oración de Al Istisqa': "¡Oh Allah! Antes, cuando pasábamos tiempos de sequía, Te implorábamos por la virtud de nuestro Profeta y nos favorecías con la lluvia; pero ahora Te imploramos por la virtud del tío del Profeta que hagas descender la lluvia"... y efectivamente llovía. Se refiere a la súplica de Al-‘Abbas, quien rogaba a Allah, y no suplicaba por su virtud; ya que la virtud del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- es mucho mayor que la de su tío, tanto en vida como después de su muerte. Por eso, si dicho tipo de súplica fuera permitido, lo habrían realizado por la virtud del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en vez de solicitar Al-‘Abbas, pero no lo hicieron. Por otra parte, el suplicar por la virtud o dignidad de los Profetas, o de las personas piadosas, es abrir puertas al politeísmo, como se ha visto en la vida factual y la experiencia. Por lo tanto, todo eso se prohibió (en el Islam), para cortar de raíz lo que puede conducir a la idolatría, y así proteger al monoteismo.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad,su familia y sus compañeros!




Relacionado: