Apartarse de las banalidades


304

Pregunta 1: Trabajo en un establecimiento gubernamental, y a veces mi turno es por la noche. Otras veces tengo que permanecer en el trabajo durante diez días continuamente, más o menos, no obstante algunas veces durante el turno de noche o la estancia, la gente se reúne en un lugar, ( Número del tomo 26; Página 326)  donde se encuentra una televisión y fumadores de tabaco y narguile. Además el volumen de la televisión está muy alto, de modo que de lejos se escuchan los cantos, las voces de mujeres y el sonido de la música y los tambores. Acto seguido me veo obligado a tomar las llaves de una oficina para sentarme en ella, pero todo es en vano, porque el sonido de las canciones me llega de modo muy molesto. Y al tratar de aconsejarles, me responden, usted no comete nada inconveniente, no te preocupes, o algo parecido. Ya que el modo de mi trabajo es lo siguiente: los jefes de la administración me piden realizar una transacción o coger la llave para abrir un despacho, al mismo tiempo oigo estos sonidos y huelo los cigarrillos y el narguile, entonces, ¿qué debo hacer? Espero su respuesta. Que Allah les dé la mejor recompensa. Qué me aconsejen para conseguir salvarme de estos hechos.


Respuesta 1: Usted hace bien apartándose de los sitios de banalidades y maldades. Pido a Allah que le dé la firmeza tanto a usted como a nosotros. Sin embargo, se debe continuar aconsejándoles de la mejor manera, por la sabiduría y la buena palabra. Y usted no incurre en falta, siempre que les evite estando en otro lugar. Y que se preocupe por algo que le beneficia, sea por trabajar o leer. ¡Que Allah nos conceda el éxito! ¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!




Relacionado:




El Islam te garantiza La Felicidade Reportaje Conoce el Islam