Comer del animal sacrificado por quien insulta a Allah y a Su Mensajero


1238

Respuesta 4: primero: El hecho de abandonar la oración negando su obligatoriedad es unánimemente un acto de incredulidad, y el hecho de abandonarla por negligencia o por pereza también es un acto de incredulidad según la opinión más acertada de los ulemas. ( Número del tomo 2; Página 18)  Segundo: El hecho de blasfemar a Allah, Su Mensajero y la religión es un acto de incredulidad mayor y una apostasía del Islam. En este caso, se pide a quien cometa eso que se arrepienta, y si no se arrepiente, incumbe al gobernador condenarlo a muerte. porque el Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo: Será condenado a muerte quien se convierta a otra religión. Recopilado por Al-Bujari en su Sahih. Tercero: No está permitido comer de lo que ha sido sacrificado por un apóstata hasta que se arrepienta. Si sinceramente se arrepiente, la carne del animal que sacrifica es lícita. Lo mismo ocurre para los demás incrédulos, excepto los judíos y los cristianos, aunque la persona implicada atestigüe que no hay más dios fuera de Allah y que Muhammad es Su Mensajero, porque este testimonio no beneficia a quien lo dice si comete uno de los actos que anulan la creencia según el consenso unánime de los ulemas.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!




Relacionado:




Yasser Salama