La legitimidad de salir de casa, para la mujer


406

Pregunta 1: Me refugio en Allah del maldito satanás, y después, en cuanto a la aleya: Y permaneced en vuestras casas, no os adornéis con los adornos del tiempo de la ignorancia ¿Esta aleya fue revelada unicamente para las mujeres del Profeta -la paz y las bendiciones sean con él-? y, ¿cuál es la legitimidad de salir del hogar para las mujeres? Es decir, salir de sus casas para ir a la mezquita o para cumplir con sus necesidades. ¿Y con qué limite se debe aplicar en nuestros días?


( Número del tomo 17; Página 223) Respuesta 1: Primero, la aleya no se limita a las esposas del Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sean con él- sino que está dirigida a todas las mujeres creyentes. Fue originalmente revelada acerca de las esposas del Profeta sin embargo la regla se aplica sobre el resto de las mujeres creyentes. Todas están ordenadas a permanecer en sus casas, obedecer a Allah y a su Mensajero, y no suavizar su tono al hablar con los hombres de modo que tienten a los lascivos o hipócritas. Deben también decir buenas palabras, sin atenuar su voz ni hablar de una manera tentativa, ni fruncir las cejas y hablar de una manera agresiva. Por otra parte, no se debe exponer su belleza como solían hacer los del gahiliya (período pre-islámico). Sin embargo, las esposas del Profeta eran diferentes de las esposas de los creyentes, ya que debían obligadamente obedecer esta orden, porque estaban en la casa del lider islámico. Y a través de su obediencia, se mantiene la imagen y la dignidad de ese liderazgo, así como tienen un gran efecto sobre el resto de las mujeres creyentes. Por lo tanto, su recompensa se duplicó más que todas las demás mujeres, así como el castigo en caso de desobediencia. ( Número del tomo 17; Página 224) Segundo, el significado de la aleya, no implica que las mujeres están absolutamente impedidas de salir, ya que pueden salir a cumplir con sus necesidades, como por ejemplo para ir a rezar en las mezquitas, escuchar los sermones, y para asistir a la congregación islámica, que se lleva a cabo en el primer día de las dos fiestas islámicas. Asimismo, podrán salir a cumplir con sus necesidades, para recibir tratamiento, y para mantener los lazos de parentesco. Sin embargo, no debe descubrir su belleza, aplicar maquillaje o perfume, ni hablar ni tampoco caminar de una manera seductiva. Las esposas del Profeta y todas las esposas de los creyentes, solían salir después de la revelación de esta aleya a la mezquita para llevar a cabo las oraciones, para hacer al-hajj (peregrinación mayor) o la `umrah (peregrinación menor), cumplir con sus necesidades, hacer visitas, mantener los lazos de parentesco, y viajar con sus maridos cuando ellas fueran sorteadas para tal fin. El Profeta -la paz y las bendiciones de Allah sea con él- no se opuso a estas acciones, y la gente sigue actuando de acuerdo con eso sin ningún tipo de objeción.¡Que Allah nos conceda el éxito!¡Que Allah bendiga a nuestro profeta Muhammad, su Familia y sus Compañeros!




Relacionado:




La arrogancia y la distorsión de la historia